NOVEDADES
Aquí encontrarás información actualizada sobre la organización del foro, confirmación de panelistas, las circulares de difusión y otras noticias relevantes.
Entrevista: La solidaridad de los pueblos como estrategia
Por María Ordoñez, militante de la Corriente Universitaria Nacional Julio Antonio Mella y del ENEOB.

 

 

Fernando Vicente Prieto es periodista y miembro de la Brigada Internacionalista de Solidaridad con Venezuela “Eva Perón”. Forma parte de la brigada desde su fundación, hace 2 años y medio, y  es militante del Movimiento Popular Patria Grande.

 

En el marco del Foro Nacional para el Cambio Social dirá presente formando parte del Ciclo internacionalista. En este caso, nos hablará, junto a reconocidos comunicadores y militantes sociales de Nuestramérica sobre la “Guerra de cuarta generación, medios de comunicación e imperialismo”.  

 

A modo de adelanto, desde la organización del Foro estuvimos conversando con Fernando sobre algunos ejes que retomaremos en el debate del panel del cual formará parte. Respecto de ello,  comenzó por comentarnos lo que implica la llamada guerra de cuarta generación. Ésta, explica, “es la combinación entre el poder militar y otros dispositivos que utiliza el imperialismo para hacer frente a la resistencia de los pueblos en función de su estrategia de controlar el territorio de América Latina y el Caribe”.

 

Para el periodista, en Venezuela esta disputa se expresa “desde la utilización de los grandes medios privados de comunicación internacional, de ONGs que teóricamente luchan en defensa de los DDHH y la democracia, pero que son financiadas por la NED y otros organismos de Estados Unidos y de Europa; que tienen la función de dar la disputa político ideológico cultural”. Además, agregó que, en el país venezolano en este momento se está asistiendo a ataques de ese tipo “combinados con ataques económicos a través del contrabando y el acaparamiento para especulación”. Fernando explica que estas estrategias se combinan con “la presencia de grupos paramilitares que participan en las guarimbas, en las protestas violentas (como las que tuvieron lugar en 2014 y 2015)”. Respecto a ello afirmó, “todo eso forma parte de un cóctel que intenta debilitar al gobierno revolucionario y en definitiva destruir la revolución bolivariana”.

 

 

 

“Hay que democratizar la comunicación y el pueblo tiene que ganar cada vez mayor poder en ese campo”.

 

Por otro lado, abrimos el interrogante sobre las experiencias que llevan adelante los sectores populares y que surgen como iniciativas para dar la disputa en el campo comunicacional e ideológico. En este caso, le pedimos a Vicente Prieto que nos comentará sobre la experiencia del Canal Telesur, que cumplió 10 años en el pasado mes de julio. Fernando comenzó recordando el aniversario y que éste fue fundado a partir de una iniciativa del Comandante Hugo Chávez “justamente para dar la batalla en el terreno de las ideas”, afirmó. Luego, continuó explicando: “Telesur es un medio que no es comunitario, sino multiestatal, es decir, que está dirigido y controlado por el Estado de Venezuela y por otros estados -entre ellos el argentino- que impulsan esta herramienta como una forma de dar a conocer su visión del mundo y de contrarrestar matrices informativas que los desfavorecen”. Además, agregó que Telesur se mostró receptivo a la participación de los sectores populares “tanto dándole voz ante diversos conflictos en América Latina y el Caribe, como también abriendo la participación a militantes y a medios comunitarios para que se enlacen y aporten a los contenidos informativos”.

 

De modo paralelo, Fernando hizo referencia a las construcciones que se han hecho en materia comunicacional desde las comunas en Venezuela, sostuvo que “la estructura de medios y de comunicación popular es bastante débil a pesar de que durante la revolución bolivariana si ha habido un impulso bastante grande a televisoras comunitarias -hay alrededor de 40 en el país- y a unos cientos de radios comunitarias”. Sin embargo, explica que no todas se encuentran enlazadas con la construcción de poder popular y que las situaciones y experiencias son heterogéneas. Este, comenta, “es un problema que se está empezando a plantear sobre todo, en el marco del Consejo Presidencial de Gobierno Popular de las Comunas donde  ya se ha habilitado toda una discusión sobre el eje de comunicación, se hizo un taller de formación hacia un sistema de comunicación comunal, en el cual como brigada también participamos facilitando y en la organización”.

 

En ese marco, expresó que se están planificando talleres en las distintas regiones para potenciar el eje de comunicación en las comunas “entendiendo que así como hay que democratizar la economía y la política en general, también hay que democratizar la comunicación y el pueblo tiene que ganar cada vez mayor poder en ese campo”.

 

 

 

Tomar la palabra: los desafíos del campo popular en materia comunicacional.

 

Fernando sostiene que “el pueblo ha sido expropiado de la palabra a través de la misma estructura del capitalismo y se requiere construir poder popular también en ese campo, entendiendo que es un campo clave para la disputa y la construcción de poder para el pueblo”. Para el periodista, los desafíos son muchos y subraya que, por un lado, tenemos que “seguir impulsando medios desde abajo de las organizaciones, de los movimientos, que tengan una perspectiva de lo que sucede en el pueblo, pero creo que fundamentalmente el desafío que tenemos es articular esas experiencias para que alcancen una escala capaz de hacer más efectivo ese mensaje”.

 

Respecto a ello, señala que frente a las rearticulaciones del capitalismo a nivel global “los movimientos populares y los medios que responden a la lógica de construcción de poder popular siempre seguimos fragmentados”. De cara a este panorama, “tenemos que poder combinar lo que es la diversidad política y social que hay en América latina y el Caribe con la potencialidad de unificar mensajes y espacios a través de herramientas concretas”, afirmó.

 

 

 

“La Patria es la humanidad” J.M.

 

En primer lugar, Fernando nos aclaró que desde la brigada Internacionalista Eva Perón y por ende desde Patria Grande entienden que el “internacionalismo no puede ser una descripción o una aspiración abstracta, un enunciado teórico, sino que hay que ponerle el cuerpo en la construcción concreta”. Por este motivo, explica Vicente Prieto, “los últimos 7 u 8 años hemos estado construyendo activamente la articulación de los Movimientos Sociales hacia el Alba como un espacio de unidad de los movimientos populares en función de un proyecto estratégico que entendemos es el de Bolívar y el de Chavéz”. Comentó que en ese marco,  también han desarrollado experiencias “como el caso de una brigada en Paraguay, apenas fue el golpe contra Fernando Lugo, una brigada de solidaridad en Palestina que compartimos con otras brigadas de Brasil y Argentina, o como el caso de la Brigada que sostenemos en Haití junto al MST y al Centro Martin Luther King de Cuba”.

 

Las Brigadas, en tanto puesta en práctica de la solidaridad entre los pueblos, es en palabras de Fernando “fundamental en la medida en que pueden convertirse en puentes colectivos entre diferentes pueblos y brindar la solidaridad necesaria ante las diferentes coyunturas”. Además, considera que para una “militancia que se plantea cambios profundos revolucionarios” la participación en las brigadas “nos ofrece la posibilidad de aprender de esas experiencias y de socializar un acumulado de luchas que de otro modo son difíciles de conocer y de comprender”. De acuerdo con ello expresó: “por eso creemos que la experiencia directa en el terreno y la solidaridad concreta son fundamentales para construir un verdadero internacionalismo que luche por la idea de que Patria es humanidad como decía José Martí”.

 

 

 

Procesos de unidad y articulación de los pueblos de nuestramérica

 

Para Vicente Prieto, “desde hace algunos años hay un proceso muy agresivo de contraofensiva del imperialismo en la región”. Menciona algunos ejemplos de ello como las siete bases militares en Colombia (instaladas durante el gobierno de Uribe); el golpe en Honduras y Paraguay; los intentos de  desestabilización en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil y Argentina, entre otros. Para Fernando, estos eventos están articulados, ya que “el imperio norteamericano ante su pérdida relativa de hegemonía ante otras potencias -como puede ser China, India y Rusia- y también ante la emergencia de nuevos organismos geopolíticos como en el caso Latinoamericano de UNASUR y la CELAC está decidido a no perder el control de los recursos naturales de lo que ellos consideran su patio trasero”.

 

El periodista  afirma que “considerando el valor geopolítico que tiene el mismo territorio y la cercanía con Estados Unidos, realmente hay que mirar todos estos movimientos militares, políticos y diplomáticos que realiza el imperio con mucha atención”. En este contexto, señala, “el desafío justamente es desarrollar una nueva oleada de luchas y también una disputa por los Estados nacionales por parte de los movimientos populares de América Latina y el Caribe que, por un lado, pueda convertirse en una barrera defensiva exitosa a esta ambición imperial y, por lo otro, pueda alumbrar nuevos procesos de construcción de nuevas relaciones sociales y la integración y unidad latinoamericana”.

 

Hacia el final expresó su visión en torno a los desafíos a los que se enfrenta el pueblo nuestroamericano. “Creo que los desafíos no son menores y que en ese camino cada uno de los movimientos tácticos sea ofensivo o sea defensivo que colaboren en cumplir esos objetivos son importantes y hay que concretarlos”, afirmó. A modo de cierre, apuntó: “en el plano más inmediato nosotros seguimos apostando y aportando a la articulación de los Movimientos Sociales hacia el Alba, entendiendo que la solidaridad entre los pueblos es una tarea permanente,  estratégica y que en definitiva va a ser la base sobre la cual podamos pensar nuevos avances populares en el continente”.