SOBRE EL #FOROCAMBIOSOCIAL
Desde el año 2009 el Foro Nacional de Educación por el Cambio Social se plantea.
Desde el año 2009 el Foro Nacional de Educación por el Cambio Social se plantea como un espacio masivo y abierto de encuentro, discusión, formación y recreación entre diversos actores sociales. Desde entonces, se realiza una vez por año, con una creciente participación, y ha tenido como sede diferentes universidades del país. El eje vertebrador de estos encuentros es la idea de que los procesos educativos pueden constituirse en herramientas para transformaciones de nuestra sociedad. Por ello, los temas que se abordan incluyen al conjunto del sistema educativo nacional, pero al mismo tiempo lo exceden, considerando su relación con problemáticas que atraviesan nuestra sociedad en su conjunto: géneros, derechos humanos, conflictos socioambientales, políticas públicas,coyuntura política, medios de comunicación, sistema productivo, etc. Se da lugar, pues, a un diálogo entre las distintas disciplinas y áreas de conocimiento de las instituciones educativas entre sí, y con otros saberes, lenguajes y expresiones de ámbitos extra académicos. Por todo esto, el Foro no es simplemente un evento educativo, sino que ha pasado a conformarse como un acontecimiento de gran impacto para las organizaciones del campo popular en Argentina e incluso en otros países de la región.
El Foro busca promover una participación protagónica, un compromiso activo entre sus asistentes. En ese sentido, las actividades que se llevan adelante cuentan con diversas metodologías como paneles expositivos, mesas redondas de polémicas, talleres, pasantías, festivales, dinámicas lúdicas grupales.

Con el propósito de desplegar tal pluralidad de modalidades y temáticas, desde la organización del Foro se convoca a un vasto espectro de actores sociales para la coordinación de las actividades. Se invita a estudiantes, docentes y autoridades vinculadas al sistema educativo, pero también a referentes de distintas esferas sociales: sindicales, movimientos rurales y barriales, cooperativas de trabajo, organizaciones de derechos humanos, feministas, entre otros.

Pensar la educación de manera contextualizada, política y socialmente, promueve una visión crítica por parte de los actores del sistema educativo, pero además una consideración del rol de la educación en las sociedades contemporáneas, sea como reproductora de un orden de jerarquías y relaciones sociales de opresión, sea como un instrumento que potencie los diversos movimientos y expresiones emancipatorias.